Pensamientos en días de frío

.

Ha vuelto el frío helador, sí, qué le vamos a hacer. El único problema, es que nos obliga a pasar más tiempo en casa del que nos gustaría, pero tratamos de disfrutarlo de todos modos. No hay día en el que no surja una conversación interesante, o un nuevo punto de vista desde el que mirar las cosas.

Ayer mismo pensaba, y permítanme los pensamientos en este cuaderno de bitácoras, mientras esperaba la cena en un restaurante tailandés, en lo difícil que es la vida para algunas personas y en lo mucho que nos quejamos el resto.

Perdemos el norte, las formas, … y no somos conscientes de cuán perfecta es nuestra vida.

.

Tres cosas se necesita para ser feliz, y a mi, me sobra de cada una…

 

 

Anuncios

Primera visita

¿Previsiones para la próxima semana?… Quedarse en casita tras la puerta, tras el frío, saliendo por separado para despejar la ideas.

.

.

Ayer una pequeña tregua, para disfrutar de su visita como debiera haber sido toda la semana, tranquilamente empujando un carro y descubriendo la ciudad. Despidiendo unos días de buenos y felices momentos en su compañía.

.

.

Les ha tocado vivir una ciudad no muy apetecible a temperaturas bajo cero, nieve, lluvia…, en fin, un pequeño desastre.

A mi, madre madrísima, me ha encantado tenerles, al otro lado del océano, escuchar su día a día en la jungla, quejarse, comparar, admirar… Ver como achuchaban a Celia, con intención de guardarse un poquito para estos dos meses que no podrán hacerlo.

DSC_0890

.

.

Otro puñado de fotos que decorarán el salón, experiencias que contar a amigos e hijos, algún que otro recuerdo material, calorías, y risas, muchas risas compartidas.

DSC_0896

.

.

No es una ciudad fácil, pero han sabido endulzarla a mordiscos.

.

.

Cuando unos está lejos de casa, de su tierra, de su gente, las visitas son como cientos de baterías llenas de carga que te dejan un buen sabor de boca, y te dan fuerzas para seguir enfrentándote al día a día en un medio todavía por adaptar. Y volviendo a lo importante, a la esencia, a los abrazos y a las miradas que conocen cada pestañeo, donde sentirse refugiado, libre y en confianza…

.

.

NY, seguimos tomándote el pulso y disfrutando cada día, aún encerrados en nuestra pequeña madriguera…

Mañana, una pequeña playlist que hace nuestros días más llevaderos.

Nos podéis seguir en FACEBOOK

Frío?

Estamos en la cresta de la ola, de  la de frío. Jamás habíamos visto tal expresión de frío en las calles de una ciudad, si en la sierra, en la montaña, pero no en una ciudad. Nosotros, encerraditos en casa, viendo la nieve caer, para que a Celia no le roce una pizca del viento helador que pasea a usa anchas por la quinta.

por la calle

por la calle

Los gorros no son un simple complemento, son tan necesarios que deseas llevar dos o tres, dos o tres guantes, y dos o tres bufandas, y salir rodando, calentitos pero rodando.

DSC_0739

Aceleramos el paso para despertar músculos, y nos sorprende la cantidad de gente que hace frente a las inclemencias. La calle sigue llena de vida, refugios donde entretenerse y descubrir curiosidades. Lagos helados, árboles con todo el esplendor guardado para la primavera. Tiene su encanto y las luces y los colores son igual de bonitos. Multitud  de niños con trineos de madera, de plástico, improvisados… Es una fiesta!

DSC_0719

Los hay realmente profesionales…

.

.

En familia, disfrutando de lo que toca, de la nieve, de un Central Park totalmente, y digo totalmente, blanco, no se distingue las aceras del jardín.

.

.

.

 

Es un bonito paisaje que también se disfruta, y disfrutamos, de a poquitos, no estamos acostumbrados a estas temperaturas, y las manos y los pies, se quejan pronto.

DSC_0738

.

.

Hasta los perros parecen ponerse zuecos suecos, a juego con su abrigo. Depende del glamour que tengan, algunos parchen llevar manoletinas.

DSC_0699

Nos cuesta salir a la calle pensando que puede pasar frío, pero cuando lo hacemos, nos aseguramos muy mucho de que va súper a gusto, calorías no pierde, gracias a el súper saco de Miriam y a las mantas de lana de su abuela. Está hecha toda una bolita, y nos sorprende lo que está cambiando en estos días, NY le está sentando muy bien, aunque parece estar viviendo un gran hermano desde hace días. Estoy deseando salir y dar un paseo, y entrar a lo grande..

.

Deseando que pase el temporal para poder disfrutar un poquito de la ciudad…, y sobre todo para poder vivir la emoción de quién nos visita cuando ven por primera vez las luces de Times Square, por ejemplo.

.

De momento, tras la puerta, pero todo se andará…