Corre Corre…

.

.

Despierto y lo primero que hago es mirar hacia la ventana, no veo nada…, me pongo las gafas, y ahora sí, millones de copos blancos vuelven a colorerar la ciudad a su antojo…., no sé qué pensar, alegría, no me da, pero, si tiene que hacer frío y nos tenemos que quedar en casa hoy, prefiero que esté nevando para poder salir a hacer unas fotillos más tarde.

Este fin de semana nos ha dado una gran tregua el tiempo y hemos disfrutado tanto, que hasta hemos comido la mejor hamburguesa de NY en la calle a ritmo de un piano de bar instalado en Madison Square.

Así, y de esta manera, decidimos comenzar a establecer rutinas que ya echábamos de menos, y a primera hora nos fuimos a despejar a Central Park.

.

.

Y si en Madrid está de moda correr, aquí es casi una enfermedad. No hay calle donde no te encuentres una tienda de runners.

Yo, una cosa tengo clara, y es que correr, no me gusta, pero ese era el pensamiento de la mayoría. Ahora, la moda parece considerar la práctica de tal ejercicio como algo liberador, estimulante, quema grasas, espiritual…, y debe serlo, yo, lo recuerdo como todo lo contrario, bien es cierto que me obligaban.

Vaya que ahora, con la cantidad de vestuario bonito y la motivación que despierta la gente, dan como ganas, como si no se fuese a cansar uno oye!

La cosa es que, es pisar Central Park, y se me van los pies. Porque el carrito me frena que si no…(excusa barata)

.

.

Pero al padre y sastre no hay quien lo frene y allá que se lanza, arrastrado por grupos, minigrupos, maxigrupos, perros, gatos y carritos a dejar algunas calorías en el helado estanque.

.

.

Yo, aprovecho para conocer un poco mejor el parque, observar a las ardillas y hacer fotos…

.

.

La luz estos días es bastante clara y todo parece cubierto por un tul blanco. Los árboles parecen tiritar de frío y despertar con las uñas de las ardillas.

Imagino lo diferente que sería en Mayo, pero, nos ha tocado disfrutar de otro modo, y así lo haremos.

Mientras, se calma la tormenta, vamos a bailar Celia y yo con nuestra lista de spotify que vamos creando cada día…

.

si pinchas en la imagen podrás bailar a nuestro ritmo

Feliz semana…

Frío?

Estamos en la cresta de la ola, de  la de frío. Jamás habíamos visto tal expresión de frío en las calles de una ciudad, si en la sierra, en la montaña, pero no en una ciudad. Nosotros, encerraditos en casa, viendo la nieve caer, para que a Celia no le roce una pizca del viento helador que pasea a usa anchas por la quinta.

por la calle

por la calle

Los gorros no son un simple complemento, son tan necesarios que deseas llevar dos o tres, dos o tres guantes, y dos o tres bufandas, y salir rodando, calentitos pero rodando.

DSC_0739

Aceleramos el paso para despertar músculos, y nos sorprende la cantidad de gente que hace frente a las inclemencias. La calle sigue llena de vida, refugios donde entretenerse y descubrir curiosidades. Lagos helados, árboles con todo el esplendor guardado para la primavera. Tiene su encanto y las luces y los colores son igual de bonitos. Multitud  de niños con trineos de madera, de plástico, improvisados… Es una fiesta!

DSC_0719

Los hay realmente profesionales…

.

.

En familia, disfrutando de lo que toca, de la nieve, de un Central Park totalmente, y digo totalmente, blanco, no se distingue las aceras del jardín.

.

.

.

 

Es un bonito paisaje que también se disfruta, y disfrutamos, de a poquitos, no estamos acostumbrados a estas temperaturas, y las manos y los pies, se quejan pronto.

DSC_0738

.

.

Hasta los perros parecen ponerse zuecos suecos, a juego con su abrigo. Depende del glamour que tengan, algunos parchen llevar manoletinas.

DSC_0699

Nos cuesta salir a la calle pensando que puede pasar frío, pero cuando lo hacemos, nos aseguramos muy mucho de que va súper a gusto, calorías no pierde, gracias a el súper saco de Miriam y a las mantas de lana de su abuela. Está hecha toda una bolita, y nos sorprende lo que está cambiando en estos días, NY le está sentando muy bien, aunque parece estar viviendo un gran hermano desde hace días. Estoy deseando salir y dar un paseo, y entrar a lo grande..

.

Deseando que pase el temporal para poder disfrutar un poquito de la ciudad…, y sobre todo para poder vivir la emoción de quién nos visita cuando ven por primera vez las luces de Times Square, por ejemplo.

.

De momento, tras la puerta, pero todo se andará…