Aire nuevos

Ayer despedimos nuestra tercera visita. Cada persona que ha venido, nos ha traído un … aire diferente. Todos maravillosos, cálidos, comprensivos…, pero cada uno con un matiz diferente.

DSC_0123

Mi hermano Álvaro e Irene, han sido los torbellinos que han aprovechado como locos la ciudad. No hay tienda, zapatilla o sudadero que no conozcan. Han subido, bajado y revuelto el metro, han comido por la calle y, sobre todo, nos han hecho reír una barbaridad con sus fotos.

DSC_0089

Perfectos serían como pareja de patinaje. Mi hermano se puede poner a Irene en la cabeza, y hacer una foto con la mano derecha sin problemas.

DSC_0126

Me ha encantado ver sus caras al descubrir Times Square, y atravesar Central Park a cuatro ruedas. Queda guardado en mi recuerdo, envuelto con papel de seda.

DSC_0138

Me ha encantado despertarles con las manitas de Celia, y que ella les descubra y les haga sus carantoñas.

DSC_0112

Porque esta aventura, es la gran aventura de todos. La nuestra más intensa, la de los turistas que viene a traernos un poco de calor, la de los de el otro lado de la pantalla cuadrada y negra…

.

Nosotros seguimos disfrutando de los días, ya descontando más que hacer lo contrario. Celebrando los cien días de Celia, los tres meses, que estamos vivos, que pronto volvemos, que ha salido el sol, que es una rebelde muy simpática, que tenemos fotos nuevas, que nos compramos unas zapatillas o nos comemos un perrito.

DSC_0167

Al final no hubo día de barbería, tendremos que buscar una en Madrid, que seguro que encontramos una chula.

DSC_0128Pronto enseñamos súper sesión de Lucía M de nuestra Celia, bueno de la que se ha comido la nueva Celia. Está taaaaaaaaaan bonita.

Vamos a por la cuarta visita que viene cargadas de aires nuevos…

.

Persiguiendo sueños y con gente que te quiere alrededor. No se puede pedir más. Porque, chicos, algún día iremos a veros a vosotros, eso no lo dudéis ni un segundo, sólo hay que ponerse manos a la obra.

.

Un café y una canción. Nosotros, nos volvemos a lanzar a la calle. Esta, dedicada especialmente a nuestra tercera visita, porque ha sido la canción de cada mañana, cada, tarde y cada noche.

pinchar en la imagen

pinchar en la imagen

Es la canción de nuestra pequeña, su primera canción, y nos encanta. La cantamos a cada rato y ella sonríe sin parar.

Feliz semana…

Go on, Go on…

Ya, con nuestra tercera visita, y habiendo cruzado el ecuador de esta nuestra aventura, podemos hacer balance.

Hasta ahora, las condiciones, no han sido las mejores, pero siempre en positivo, mirando el tiempo a cada rato para programar y hacer rutas.

Celia crece sin parar, y aunque no nos lo parezca, pues la vemos todos los días, sólo hay que echar la vista atrás en las fotos para darse cuenta.

Esta de aquí abajo es de la primera semana…

.

… y esta, de hace dos o tres días…

.

Es casi el doble, y estamos disfrutando de ella como enanos. Amontonamos momentos que nos gustaría esconder para siempre, para que nadie pueda robarlos, y poder sacarlos como haría Dumbledore con su varita.

Nos hartamos de hacer fotos, intentando no sólo captar la imagen, también el momento, el sentimiento, los olores, …, la sensación de volver a ese mismo punto cuando miras la imagen…

.

Y así, mientras nos pensamos el brunch, en una cafetería-restaurante-bar, demasiado auténtico.

.

Una tostada gigante con la capacidad de absorber un huevo frito, y unas salchichas… Ligero, muy ligero…

.

resacosos todavía de emociones, recargando las pilas para seguir, porque, la vida aquí, no es del todo fácil, pero vida es, y vida hacemos.

DSC_0126

Porque cuando crees que ya te has acostumbrado a la ciudad, a sus millones de personas en su eterna manifestación, como dirías, a los edificios gigante, las tiendas donde encuentras todo de todos los colores, el tráfico, los bomberos, el olor a comida en cada esquina, la continua sensación de ser uno más de todos lo que componen esta ciudad, eternos turistas…, te despistas y miras hacia el horizonte, imponente, kilométrico, recto en todas sus líneas…, y vuelves a quedarte alucinado…

..

Así que go on, go on… y hacer que cada día merezca tanto la pena como para querer volver a mirar las fotos y dejar volar la imaginación hasta ese punto, esa sensación de rascar los bolsillos con los guantes puestos, y que no sea suficiente para entrar en calor… a la sonrisa de labios dormidos, las mejillas rojas y el paso acelerado.

Aqui dejo una de las últimas incorporaciones a la lista papasinthecity

pincha la imagen

pincha la imagen

Moldeando objetivos

.

porque siempre es primavera… a su lado

Hace unos meses, seis exactamente, pensaba en lo surrealista de la situación en la que ahora nos encontramos. Tan diferente nuestro modelo de vida por aquel entonces.

Y todo va pasando, grandes, medianos y pequeños acontecimientos, ingresos, fiestas, vuelo… Torbellino de cosas que hemos sabido disfrutar con la mente en “el momento“, que es como mejor saben las cosas, porque “el futuro, es ahora”. 

Miro por la ventana y veo la nieve caer, desde hace días. Y lo que en Madrid llena las redes sociales de amigos y conocidos, aquí es ya un acumulo tal en las calles, que estamos deseando que salga el sol calentito y lo derrita todo.

Mientras, paseo arriba, paseo abajo entre Park Av. y Madison, arreglando el mundo en cada calle, encantados con nuestra pequeña… Y sí, arreglando el mundo, nuestro mundo, poniendo límites, abrazando sueños… construyendo otros y pasando página, viendo las cosas con perspectiva, porque cuando uno sale de su entorno y se marca unos objetivos de aprendizaje, vease el padre y sastre, se da cuenta de que lo que de verdad aprendes es que hay otras maneras de hacer las cosas, hay diferentes enfoques, diferentes maneras de trabajar, profesionalidad …, y eso es lo que enriquece, no las teorías, que están en los libros, sino la acción, la forma de mover las manos y los hilos… Y se va sorprendiendo de lo moldeable que son los objetivos marcados, y sin duda maduran y calan dentro, para cuando haya que echar mano de ellos…, eso es lo que verdaderamente merece la pena de cruzar el océano y pasar el invierno más crudo…

DSC_0026

Y aquí me quedo, mirando por la ventana, escuchando la banda sonora de Cesar Benito que tan buenos recuerdos me trae y que tanto me acompañó en aquella noche que nevaba.

Porque no importa si son agradables, desagradables, buenas o malas personas, de aquí, hay que llevarse algo más que unos Levi’s, y día a día lo vamos encontrando…

Gracias por las flores, me alegraron un día en el que la distancia me nublaba la coherencia…

 

Para volver y volver

.

Aquí seguimos, los tres valientes, pasando la cuarta tormenta de nieve desde que llegamos, mientras pasan los días, con o sin planes y la pequeña Celia crece cada día, ha dicho sus primeros “ajos” y ha soltado su primera carcajada.

A nosotros, simplemente se nos cae la baba cuando pronuncia cualquiera vocal, se nos olvidan todas las penas. Intentamos establecer horarios, sin mucho éxito y luchamos contra esto de la maternidad y paternidad que de fácil y sencillo tiene poco. Sí, es algo que no se puede explicar con palabras, estamos encantados de la vida con nuestra mini familia, pero las ojeras parecen haber comprado sólo el billete de ida.  Disfrutamos con sus miradas de búsqueda de atención y la achuchamos cada tres minutos.

.

Los paseos siguen siendo divertidos e interesantes y vamos descubriendo nuevos sitios a los que tenemos que volver para hacer todo eso que nos dejamos en el tintero. El “Ritmo Celia” es algo a lo que andamos adaptándonos.

Un rinconcillo al que nos apetece volver es el Chelsea Market, volver al mercado y a el barrio, que tiene una pinta estupenda.

.

Siempre nos encanta detenernos en tiendas llenas de cosas curiosas, “perder” el tiempo eligiendo una taza de entre doscientas…, ojear libros, tocar  el “no tocar por favor”, y salir de la tienda con la cabeza llena de ideas nuevas y algún detalle en la mano .

.

Seguramente no me vaya a comprar esa pamela roja que me tiene que dar un toque hamptoniano estupendo, ni me compre uno de esos bolsos que me chiflaron… El poder coger el metro para retomar la idea que hace que pienses “a la próxima”…

.

Sentarte en una silla, mientras eliges comida para llevar, desde langosta a un té aromático, una sopa tahi, o unas lentejas… Multivariedad que enriquece el ambiente.

.

Mirar esta foto y trasladarse a Granada… sus calles, su sol… su luz.

.

.

Volver para poder probar en la Fat Witch uno de sus brownies, que son famosos en la ciudad…para poder contar lo que es un delicioso brownie neoyorquino…, tantas cosas queremos hacer… esperando a que llegue un pelín de buen tiempo para salir a diario y no perder el ritmo…

.

Hoy, día de vestir de rojo, o de verde, de celebrar si es que quieres, o de pensar que cada día es especial y de hacerlo especial. Hoy bailaremos bajo la lluvia…

estoy temblando a cada rato... te quiero!!!

estoy temblando a cada rato… te quiero!!!

Una canción que me encanta para ti padre y sastre…

También dentro de nuestra playlist de Spotify… Momentos especiales… La banda sonora de nuestra vida

Corre Corre…

.

.

Despierto y lo primero que hago es mirar hacia la ventana, no veo nada…, me pongo las gafas, y ahora sí, millones de copos blancos vuelven a colorerar la ciudad a su antojo…., no sé qué pensar, alegría, no me da, pero, si tiene que hacer frío y nos tenemos que quedar en casa hoy, prefiero que esté nevando para poder salir a hacer unas fotillos más tarde.

Este fin de semana nos ha dado una gran tregua el tiempo y hemos disfrutado tanto, que hasta hemos comido la mejor hamburguesa de NY en la calle a ritmo de un piano de bar instalado en Madison Square.

Así, y de esta manera, decidimos comenzar a establecer rutinas que ya echábamos de menos, y a primera hora nos fuimos a despejar a Central Park.

.

.

Y si en Madrid está de moda correr, aquí es casi una enfermedad. No hay calle donde no te encuentres una tienda de runners.

Yo, una cosa tengo clara, y es que correr, no me gusta, pero ese era el pensamiento de la mayoría. Ahora, la moda parece considerar la práctica de tal ejercicio como algo liberador, estimulante, quema grasas, espiritual…, y debe serlo, yo, lo recuerdo como todo lo contrario, bien es cierto que me obligaban.

Vaya que ahora, con la cantidad de vestuario bonito y la motivación que despierta la gente, dan como ganas, como si no se fuese a cansar uno oye!

La cosa es que, es pisar Central Park, y se me van los pies. Porque el carrito me frena que si no…(excusa barata)

.

.

Pero al padre y sastre no hay quien lo frene y allá que se lanza, arrastrado por grupos, minigrupos, maxigrupos, perros, gatos y carritos a dejar algunas calorías en el helado estanque.

.

.

Yo, aprovecho para conocer un poco mejor el parque, observar a las ardillas y hacer fotos…

.

.

La luz estos días es bastante clara y todo parece cubierto por un tul blanco. Los árboles parecen tiritar de frío y despertar con las uñas de las ardillas.

Imagino lo diferente que sería en Mayo, pero, nos ha tocado disfrutar de otro modo, y así lo haremos.

Mientras, se calma la tormenta, vamos a bailar Celia y yo con nuestra lista de spotify que vamos creando cada día…

.

si pinchas en la imagen podrás bailar a nuestro ritmo

Feliz semana…

La banda sonora de nuestra vida

Hay días la mar de aburridos, en los que nuestra apartamento dulce apartamento encoge y a nosotros como en Alicia se nos salen las piernas y los brazos por la ventana.

Salir a la calle nada más que para hacer recados, comprar esto o aquello y vuelta a el hogar. Suena monótono y aburrido nuestro día a día, pero mientras el frío campe a sus anchas en la big city, tenemos que armarnos de paciencia.

.

.

Así que dentro de estos límites entre las 86 y la 84 pasamos nuestros días entre pañales, tomas, incipientes risas, música y series.

Así, lo mismo dormimos a ritmo de Baby Deli

.

.

Que bailamos y calmamos nervios junto a Renne y Jeremy 

.

pincha en la imagen y los podrás escuchar

Que despejamos y olvidamos con la que es y será nuestra canción, My favorite things,  de la gran Julie Andrews… Siempre, siempre, siempre que se nubla nuestro camino o nuestra mirada, uno de los dos comienza a tararear…

.

pincha en la imagen y tarareas un rato

O bailamos, mientras duerme, despacito, para que no cruja el suelo, dejándonos llevar, con los ojos cerrados…

.

O botamos, recordando, con ojos cerrados también, y se nos escapa una carcajada al terminar si escuchamos la banda sonora de 500 días juntos

.

pincha, es una de nuestras preferidas

O bailamos los tres a ritmo de Pete Yorn y Scarlett Johansson…

.

pincha la imagen y suelta los pies

Tenemos un gusto musical un tanto difícil, y divertido, intentamos acoplar en nuestra banda sonora, nuestras canciones favoritas, con nuevas incorporaciones para Celia y alguna que otro tesoro que encontramos.

Así, hemos creado una lista de reproducción en Spotify llamada Papasinthecity, sólo tienes que buscarnos y bailar con nosotros…

Nosotros empezamos, un, dos, tres… Feliz Miércoles!!!!!

Estamos en