Una pizca de humildad

 

DSC_0172

 

Me encantaría ser bilingüe. Saber expresarme, y poder decir todo lo que en mi cabeza se dibuja con letras rojas, y que trato de traducir de la mejor manera.

Porque, yo lo intento y suelto por mi boquita todo lo que se me ocurre, ya esté bien o mal dicho.

Para todos aquellos, que sus padres no mandaron los veranos a iralnda y que a golpe de academias hemos intentado aprender un idioma en el que la pasiva se nos viene grande. Para todos ellos y, para los blingúes también, como no. Yo veo más fácil tener dos lenguas físicas, que un doble lenguaje. Para todos, una de mis interpretaciones y posterior respuesta sin sentido.

Marco: un restaurante del soho, como un mcdonald a lo fino, esperando cola para pedir. Luces amarillas, bombillas de verbena (si veo una tienda o restaurante llena de luz, tengo que entrar)… Cartera mostaza en mano y…

Can i have two fish and chips? (quiero dos fish and chips)…- fácil de pronunciar, de entender, éxito asegurado, me entienden hasta los chinos…

flavor? (sabor?)- me responde ella

What?? (¿Qué?)- pienso… sabor??!!!…

flavor?– me vuelve a decir, ante mi cara de perplejidad, y me pregunto, ¿pero qué sabor va a tener el fish and chips?

I don’t understand about fish flavors (no entiendo de sabores de pescados)- le digo como puedoy me quedo tan ancha…

“apple, apple-carrot,…” (manzana, manzana-zanahoria,…)-me suelta la dependienta con cara de aburrimiento… y en un giro inesperado, mi cabeza piensa… “eso debe ser que ponen un tipo de compota para acompañar”

apple! (manzana)- digo…

… y va y me entrega dos botellines de una bebida espumosa llamada fizzie-lizzie

… mi mente vuelve a pensar “qué bien que regalan las bebidas”, y qué baratito todo oye…, y me vuelvo a la mesa, y allí me espera satur mirando el ticket, y diciendo, “qué has pedido”?, y le respondo “fish and chips con compota de manzana”…en el ticket… fizzie lizzie sabor manzana

Y una carcajada estalla, y no podemos parar de reír durante un buen rato. Yo, con lágrimas en los ojos, viéndome a mi misma, pobrecita, diciendo que no entiende de sabores de pescado… en fin…Eso sí!! la tía no se llevó propina por ser un palo…

Feliz martes, si no te ríes de ti mismo…

 

 

Anuncios

Ganas de city

Sí, todo llega, pasa y se termina. Ya descontando, empaquetando y ultimando. Con ganas, para qué mentir, de pisar nuestra casa, de ver a familia y amigos, y de empezar a notar el sol de verdad, el sol que te calienta la piel, que te pone las mejillas rojas…

DSC_0184

Con ganas de poner punto y final a NY y sus mil cosas maravillosas y otras cuantas que no lo son tanto. De sabernos en nuestro terreno, desde el poder expresarte con la riqueza de un propio lenguaje, a movernos como pez en el agua en nuestra propia city.

allí arriba, todo parece de juguete

allí arriba, todo parece de juguete

Pero, todavía falta una semana, y nos gustaría aprovechar al máximo. Veremos lo que nos deja hacer la nieve y la lluvia, y sobre todo, Celia la terremoto.

está para comérsela

está para comérsela

Qué difícil compaginar turismo y bebé en muchas ocasiones, cuántas veces, la sensación de pensar que no lo hacemos del todo bien llevándola a rastras por nuestras aventuras, tomando un brunch en un sitio repleto de gente, o cambiando el pañal casi haciendo el pino por no encontrar el sitio adecuado, o dándole el biberón mientras caminamos, o en el metro, o en la biblioteca nacional o en lo alto del Top of the Rock…

DSC_0174

Hemos tenido días muy agradables de sol, y hemos dado largos paseos por Central Park esta semana. Podemos decir, que nos lo conocemos al dedillo, ¿quién lo diría?

ganas de primavera

ganas de primavera, de refugio, de incondicionales…

Ganas de seguir nuestro papasinthecity, en nuestra city…

Feliz Semana!

Mañanas de Brooklyn y tardes de Soho

Este fin de semana hemos querido aprovechar el no tan buen tiempo esperado, y hemos cruzado el puente para ir a conocer Prospect Park, un hermano de Central Park, pero sin tantos turistas y con cierto aire diferente.

DSC_0107

Muy familiar, donde se ven a montones de padres jugando al beisbol, a familias con mantas en el suelo, niños corriendo…

DSC_0095
Es una pena que los colores no sean mis preferidos, porque tiene que ser precioso en Mayo.
Brooklyn tiene mucho encanto, y es un buen destino para salir de la ciudad. Siempre tranquilo, y más parecido a nuestro modo de vida.

DSC_0097

No pudimos disfrutar mucho del parque, corría el viento y aquí no hay edificios gigsntescos que lo paren. Así que decidimos volver a poner rumbo a Manhattan.

DSC_0123

Esta vez para pararnos en el Soho, caminar sin prisa, descubrir tiendas, que aunque carísimas, esconden tesoros, galerías de arte, rincones que te trasladan a Japón y cafeterias que te llevan a la cocina de casa con el sabor de un café.

DSC_0129

No nos fuimos con las manos vacías, y una foto impresa en tela nos recordará cada día en Madrid nuestra aventura.

DSC_0136

Las terrazas ya asomaban tras las puertas de los restaurantes, la gente comiendo en las calles, el sol en la cara…, tiempo de ocio…
La primavera, estación deseada, este año con más fuerza si cabe, ya empieza a asomar, despacito… duro invierno este… Y a Celia, le encanta, le encanta quedarse dormida mirando al sol…

DSC_0120Nos encanta la vida en la calle de cierto barrios como Soho, Noho o MeatPacking, sobre todo cuando sale el sol. Puede que sean unas de nuestras rutinas preferidas del fin de semana, pasear por uno de esos barrios tranquilamente, agrandando perímetro…

DSC_0124Ya, saboreando nuestras últimas dos semanas. Y mientras escribo, me doy cuenta de lo maravilloso que está siendo, de los momentos tan divertidos que vivimos con el inglés, de descubrir la ciudad de a poquito, de hacernos súper padres por las calles de Manhattan…

DSC_0125

 

Ay NY, NY… Vas a quedar estupendo en mi memoria…

Feliz comienzo de semana… a por el lunes!

 

 

 

Bienvenidos a la jungla

Esta jungla en la que nos encontramos, muchas veces, parece despertar con un rugido que nos deja perplejos.

DSC_0170

Si es posible, se vuelve más agresiva y el sólo caminar por la calle, merece su respeto. Si encima, lo intentas con un carrito, la experiencia puede volverte loco de remate. Atravesar dos o tres calles, parece todo un desafío, y te sientes inmensamente pequeñito cuando en los pasos de cebra, tras dos respiraciones profundas, te lanzas contra un ejército de gente.

DSC_0089

Intentamos no perder los nervios, mientras Celia, reclama “algo” que no le podemos dar en esos momentos, y así nos sumamos a el grito de la city.

DSC_0108

Y de repente entras en un sitio, con la cara desencajada, no porque lo creas, sino, porque enseguida acuden ayudarte, y te colman de guiños, por el hecho de llevar un bebé, un carrito y unos ojos que se salen de las órbitas. Nos saltamos las colas, nos sientan en los sitios más cómodos, calentitos y con “menos” ruido. Y se agradece taaaaaaanto, que los ojos vuelven a sus sitio poco a poco, mientras saboreamos una sopa miso.

DSC_0146

Nos vamos haciendo fuertes, y cuando lleguemos a Madrid, nos acordaremos de las dificultades de atravesar la jungla y todo parecerá un camino de rosas. Otros baches aparecerán, pero sin duda nos estamos entrenando inténsamente.

Aire nuevos

Ayer despedimos nuestra tercera visita. Cada persona que ha venido, nos ha traído un … aire diferente. Todos maravillosos, cálidos, comprensivos…, pero cada uno con un matiz diferente.

DSC_0123

Mi hermano Álvaro e Irene, han sido los torbellinos que han aprovechado como locos la ciudad. No hay tienda, zapatilla o sudadero que no conozcan. Han subido, bajado y revuelto el metro, han comido por la calle y, sobre todo, nos han hecho reír una barbaridad con sus fotos.

DSC_0089

Perfectos serían como pareja de patinaje. Mi hermano se puede poner a Irene en la cabeza, y hacer una foto con la mano derecha sin problemas.

DSC_0126

Me ha encantado ver sus caras al descubrir Times Square, y atravesar Central Park a cuatro ruedas. Queda guardado en mi recuerdo, envuelto con papel de seda.

DSC_0138

Me ha encantado despertarles con las manitas de Celia, y que ella les descubra y les haga sus carantoñas.

DSC_0112

Porque esta aventura, es la gran aventura de todos. La nuestra más intensa, la de los turistas que viene a traernos un poco de calor, la de los de el otro lado de la pantalla cuadrada y negra…

.

Nosotros seguimos disfrutando de los días, ya descontando más que hacer lo contrario. Celebrando los cien días de Celia, los tres meses, que estamos vivos, que pronto volvemos, que ha salido el sol, que es una rebelde muy simpática, que tenemos fotos nuevas, que nos compramos unas zapatillas o nos comemos un perrito.

DSC_0167

Al final no hubo día de barbería, tendremos que buscar una en Madrid, que seguro que encontramos una chula.

DSC_0128Pronto enseñamos súper sesión de Lucía M de nuestra Celia, bueno de la que se ha comido la nueva Celia. Está taaaaaaaaaan bonita.

Vamos a por la cuarta visita que viene cargadas de aires nuevos…

.

Persiguiendo sueños y con gente que te quiere alrededor. No se puede pedir más. Porque, chicos, algún día iremos a veros a vosotros, eso no lo dudéis ni un segundo, sólo hay que ponerse manos a la obra.

.

Un café y una canción. Nosotros, nos volvemos a lanzar a la calle. Esta, dedicada especialmente a nuestra tercera visita, porque ha sido la canción de cada mañana, cada, tarde y cada noche.

pinchar en la imagen

pinchar en la imagen

Es la canción de nuestra pequeña, su primera canción, y nos encanta. La cantamos a cada rato y ella sonríe sin parar.

Feliz semana…

Go on, Go on…

Ya, con nuestra tercera visita, y habiendo cruzado el ecuador de esta nuestra aventura, podemos hacer balance.

Hasta ahora, las condiciones, no han sido las mejores, pero siempre en positivo, mirando el tiempo a cada rato para programar y hacer rutas.

Celia crece sin parar, y aunque no nos lo parezca, pues la vemos todos los días, sólo hay que echar la vista atrás en las fotos para darse cuenta.

Esta de aquí abajo es de la primera semana…

.

… y esta, de hace dos o tres días…

.

Es casi el doble, y estamos disfrutando de ella como enanos. Amontonamos momentos que nos gustaría esconder para siempre, para que nadie pueda robarlos, y poder sacarlos como haría Dumbledore con su varita.

Nos hartamos de hacer fotos, intentando no sólo captar la imagen, también el momento, el sentimiento, los olores, …, la sensación de volver a ese mismo punto cuando miras la imagen…

.

Y así, mientras nos pensamos el brunch, en una cafetería-restaurante-bar, demasiado auténtico.

.

Una tostada gigante con la capacidad de absorber un huevo frito, y unas salchichas… Ligero, muy ligero…

.

resacosos todavía de emociones, recargando las pilas para seguir, porque, la vida aquí, no es del todo fácil, pero vida es, y vida hacemos.

DSC_0126

Porque cuando crees que ya te has acostumbrado a la ciudad, a sus millones de personas en su eterna manifestación, como dirías, a los edificios gigante, las tiendas donde encuentras todo de todos los colores, el tráfico, los bomberos, el olor a comida en cada esquina, la continua sensación de ser uno más de todos lo que componen esta ciudad, eternos turistas…, te despistas y miras hacia el horizonte, imponente, kilométrico, recto en todas sus líneas…, y vuelves a quedarte alucinado…

..

Así que go on, go on… y hacer que cada día merezca tanto la pena como para querer volver a mirar las fotos y dejar volar la imaginación hasta ese punto, esa sensación de rascar los bolsillos con los guantes puestos, y que no sea suficiente para entrar en calor… a la sonrisa de labios dormidos, las mejillas rojas y el paso acelerado.

Aqui dejo una de las últimas incorporaciones a la lista papasinthecity

pincha la imagen

pincha la imagen

Pensamientos en días de frío

.

Ha vuelto el frío helador, sí, qué le vamos a hacer. El único problema, es que nos obliga a pasar más tiempo en casa del que nos gustaría, pero tratamos de disfrutarlo de todos modos. No hay día en el que no surja una conversación interesante, o un nuevo punto de vista desde el que mirar las cosas.

Ayer mismo pensaba, y permítanme los pensamientos en este cuaderno de bitácoras, mientras esperaba la cena en un restaurante tailandés, en lo difícil que es la vida para algunas personas y en lo mucho que nos quejamos el resto.

Perdemos el norte, las formas, … y no somos conscientes de cuán perfecta es nuestra vida.

.

Tres cosas se necesita para ser feliz, y a mi, me sobra de cada una…